Si hoy te sientes desanimado ¡actúa!

Christophe André, monje budista;Matieu Ricard , psiquiatra; y Alexandre Jollien, filósofo

“Si hoy te sientes desanimado ¡actúa!, llama al móvil de alguien e intenta animarle tú a él” El filósofo suizo que escribe en francés, Alexandre Jollien, lo dijo anteayer 14 de enero en una entrevista de Victor M. Amela de  “la contra” en el diario LA VANGUARDIA. Y es que este filósofo padece parálisis cerebral a causa de la asfixia con el cordón umbilical al nacer. Pero es todo optimismo y sapiencia. Ha editado varios libros y da conferencias. Él y sus amigos Christophe André y Mathieu Ricard acaban de publicar un libro “Viva la libertad” en la  editorial ARPA. Correremos a comprarlo, en estos días de pandemia donde todos actuamos como borregos porque no nos queda más remedio y el gobierno nos impide ejercer la libertad.

En su entrevista Jollien habla de la libertad interior y de la posibilidad de crecimiento y transformación del ser humano. Y evidentemente creo en ello, pero siempre que ese individuo le ponga esfuerzo y pasión. ¡Cuántos alumnos conozco que ponen cero interés en mejorar o en aprender! Ahí está la libertad: en escoger aprender o no aprender, en ser buena persona o no serlo, en amar o en odiar… Ahí está el esfuerzo en superar vanidades y prejuicios, egoísmos y orgullos.

Leeremos  “A nous la liberté”, voz principal de la Revolución Francesa de 1789 que estos autores han recogido como título para su conversación socrática sobre el mundo, la pandemía y la responsabilidad individual y colectiva.

He aquí algunas fantásticas respuestas de Jollien ante las preguntas del periodista Amela:

Si hoy me siento desanimado, amigo Alexandre, ¿qué puedo hacer?

Actúa. ¡Actúa! O sea, llama al móvil de alguien e intenta animarle tú a él, ¿vale?

Vale. Temo a la covid, ¿qué hago?

No por eso dejes de vivir, de cumplir tus obligaciones, de bajar la basura a la calle.

Y un día llegará la muerte y le dará igual si yo soy libre o no soy libre.

Pero si eres libre morirás alegre. Si no eres libre, morirás aterrorizado. Tú mandas.

Y usted, ¿cómo querría morir?

Alegre y en paz, actuando, a lo Montaigne: “Estaré cultivando el huerto y no me importará ni la muerte ni mi imperfecto huerto”.

Esta entrada fue publicada en pensamiento y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .