La librería, nueva película de Isabel Coixet

cartel de la película

“Entre libros nadie puede sentirse solo” esta frase que Isabel Coixet ha puesto en boca de su protagonista Florence Green, sintetiza el pensamiento de este personaje, ingenuo  e idealista, que abre una librería en un pueblecito de la costa inglesa, Hardborough, para que sus vecinos puedan disfrutar del placer que ella siente al leer un buen libro.  Pero el éxito que tiene su librería, ubicada en un antiguo caserón que ella rehabilita con el poco dinero que tiene, provoca los celos de Violet Gamart, una rica mujer que siempre ha dominado el ambiente cultural de la pequeña población. Y de esta manera se plantea un conflicto  que va “in crescendo” hasta llegar al desenlace inesperado que da sentido a la historia.

La película retrata el ambiente clasista y opresivo de las poblaciones rurales británicas en la década de los cincuenta. Un ambiente gris y húmedo, donde parece que no pasa nada porque se conservan las formas, la disciplina británica del “don’t disturb” pero donde la lluvia va calando hasta dejar deshechas ilusiones y esperanzas.

Las película está basada en la novela de la escritora británica  Penelope Fitzgerald (1916-2000) que fue best seller en 1978. La autora, poco conocida en España, fue considerada en 2008 por  el diario londinense The Times  como una de los  mejores 50 escritores británicos desde 1945. Isabel Coixet  ha escrito la adaptación cinematográfica por la que ha recibido  el premio a la mejor adaptación literaria de la Feria del libro de Frankfort de este año. Y sí, es una buena adaptación pero a la película le falta emoción. Le falta un clímax sentimental donde el público pueda respirar y latir con la protagonista. Porque hay momentos de aburrimiento ya que  Coixet marca  demasiada distancia con  los personajes, la cámara se mantiene fuera, como narrador externo, cuando sería necesario una narración interna más apasionada y sentimental.

La cámara (por suerte) se mueve poco, los planos son largos, los diálogos cortos, un estilo que la directora ya desarrolló en  su primer éxito “Cosas que nunca te dije” y que ha ido manteniendo a lo largo de los años.

Coixet tiene coraje -como le dice  el señor Brundish, un intenso y serio Bill Nighy, a la protagonista para animarla a seguir con su librería-, coraje de seguir batallando en el mundo tan difícil de la dirección cinematográfica en nuestro país -aunque ella tiene más suerte que la protagonista de esta su última película-.

 

Esta entrada fue publicada en música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .